Nuevas aventuras

Va a ser verdad eso de “año nuevo,  vida nueva”.

Hace unos días decidí hacer algo que muchas veces había pensado. Cerca de donde vivo hay un monte en el que hay un fuerte. Desde hace un tiempo quería ir, pero como no soy muy deportista pensé que no iba a poder.

El fuerte está en la parte más alta eran 6,5 km de paseo. Después de convencer a mi hermano para que me acompañara,  él ha estado más veces y quería que me hiciese de guía, no me fuese a perder. Finalmente el jueves pasado me até las botas y allí que fuimos.

Aunque pueda parecer una tontería aprendí una buena lección. No hay mayor satisfacción que ponerse una meta y cumplirla. Cuando llegamos estaba muy contenta.  Y es cierto que casi muero fueron 4 horas de paseo, ver que era capaz de hacerlo fue increíble. 

image

Ya sólo por estas vistas merece la pena. Así que poco a poco voy estando mejor y llena de energia y lista para haver cosas nuevas.

Advertisements