Tardes de chicas

Cómo me gustan las tardes con amigas.

Las amistades hay que cuidarlas, pero es verdad que cuando te marchas por un tiempo de tu ciudad pueden verse resentidas.

Un poco de esto me pasó con amigaN, aunque hablábamos por WhatsApp y no llegamos a perder el contacto del todo, cuando volví a Pamplona, nos costó un poco volver a tener confianza.

Por suerte tras vernos un par de veces todo volvió a ser como antes e incluso mejor.

Las dos somos muy parecidas y nos complementamos bien. Ella es callada y yo hablo por los codos jeje. Ella es más reservada y yo más extrovertida. Me gusta mucho estar con ella y que nos podamos contar todas las cosas. 

Así que como veis ya voy estando algo mejor. Ya os iré contando todas las novedades y proyectos.  Por ahora os diré que una amiga va a tener un niño en agosto y me ha pedido que le teja un gorro al nene. Iré buscando patrones en el blog de No sin mis patucos.

image

Advertisements